Lo Último

9/24/2014

Team building: haciendo equipo

El team building es una práctica de motivación laboral que hemos adoptado del mundo anglosajón, puntero en recursos humanos. Su principal objetivo es el fortalecimiento de los equipos de trabajo: de hecho, su traducción literal al castellano sería “construcción de equipos”. De esta forma, empresas y organizaciones practican actividades en equipo destinadas a mejorar tanto el compañerismo como el rendimiento grupal.

team building
Compañeros de trabajo practicando el Team building.

Qué es el Team Building


Consiste en que los trabajadores de una empresa u organización realicen fuera del espacio de trabajo una serie de actividades (lúdicas, deportivas, de competición…) que promueven su convivencia y el trabajo en equipo, y que fomentan el buen ambiente laboral, uno de los factores que más incide en la productividad. Está demostrado que las empresas que invierten la motivación de sus trabajadores consiguen un mejor rendimiento, incluso en periodos de crisis.

A quién se dirige


Aunque en su nacimiento en EEUU era una práctica orientada a los altos ejecutivos, hoy está extendida a todo tipo de equipos y profesiones (aunque se da especialmente en oficinas, equipos de venta, etc.). Además, se emplea en una gran variedad de situaciones: desde aquellos equipos que aún se están conformando y se quieren asentar, a equipos ya creados de los que se espera un mejor rendimiento.

Qué objetivos se persiguen


Además de algunos objetivos ya mencionados, mediante el team building se busca descubrir fortalezas y debilidades del grupo y de cada individuo. Es una excelente herramienta de autoconocimiento, crítica constructiva y mejora personal y laboral. Fomenta el trabajo cooperativo para que cada uno pueda encontrar su lugar, su valor, su aportación al conjunto. También se ha demostrado como una inteligente manera de abordar temas tan complejos como la resolución de conflictos o la gestión del liderazgo en la organización. Y obviamente, es una forma agradable de transmitir al grupo los valores de la empresa.

Es una experiencia agradable compartida por todos, que queda en la memoria colectiva y que genera identificación con la empresa.

Algunos ejemplos


En el team building, se desarrollan actividades aparentemente sencillas pero orientadas a objetivos concretos, en función de lo que cada empresa necesite. Algunas de ellas serían una sesión de cocina en equipo, una aventura de fantasía (una batalla, la conquista de un castillo), una Gymkana, una carrera (tirolinas, canoas, karts…) o una “olimpiada” con diferentes pruebas físicas y/o mentales.

En esta actividad se plantean unos objetivos y el equipo debe diseñar su estrategia y repartir los roles para lograrlos y superar al resto de equipos. Al hacerlo surgen cuestiones tan interesantes como “¿Quién es el líder?” (puede ser el jefe o delegar la tarea a otra persona); “¿Qué se nos da bien a cada uno?”; “¿Quién se ofrece voluntario para…”?. Todas ellas son realmente útiles para determinar los roles en el equipo: las personas con capacidad de liderazgo, los buenos gestores, los buenos ejecutores… Y suele haber alguna sorpresa, como que ese tímido becario de Marketing se convierta en el capitán general de todo el ejército.

En definitiva, una actividad interesante para casi todo tipo de empresa. ¿Has participado en algo así? ¿Te parece interesante o crees que no sirve para mucho? Haznos llegar tus opiniones.

Artículo creado con la colaboración de Sara Mansouri:
Creativa publicitaria con amplia experiencia en Social Media, Branded Content, Guión y escritura. Profesora en School Up y colaboradora de buscandountrabajo.net.- about.me/saroide                                                                                                                                                  Cerrar


Otros artículos que te pueden interesar:


Cómo elaborar un plan de negocio

Los problemas de emprender en España

Redes sociales y gestión del talento

La tarifa plana de contratación

Las mejores empresas donde trabajar

2 comentarios:

  1. En mi anterior trabajo, la empresa una vez contrató un servicio de team building ha una compañía que se dedicaba a organizar eventos de este tipo. Conducimos quads por unas rutas compitiendo entre nosotros. Fue divertido ver gente de diferentes edades aprendiendo a llevar los quads y haciendo carreras como niños pequeños que juegan. Personalmente opino que estas cosas si ayudan a estrechar lazos entre trabajadores y por lo tanto, efectivamente debe influir en la productividad. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Eva, ¡gracias por tu opinión, nos interesa mucho!

    Lo que cuentas suena genial, la verdad :). En efecto, en ocasiones así se pueden estrechar lazos de una manera que no consiguiría ningún proyecto laboral (y menos aún el típico "marrón" de la oficina). Nos soltamos, somos "nosotros mismos" y eso enriquece la relación.

    ¡Un saludo de B1T!

    ResponderEliminar