Lo Último

5/06/2014

Baja el paro pero se sigue destruyendo empleo

En el primer trimestre de 2014, se han destruido 184.600 empleos y aumentan los hogares con todos sus miembros en paro y los parados de larga duración. La tasa de paro ha subido, sin embargo hay menos desempleados. ¿A qué se debe? Es simple, a continuación lo explicaremos.

La Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de 2014 que se acaba de hacer pública nos deja conocer estos datos que podrían parecer contradictorios, pero que en realidad solo subrayan la tendencia del mercado laboral español en los últimos años. Por un lado, el paro ha disminuido en 2.300 personas, pero la población ocupada también se ha reducido en 184.600, lo que habla de una destrucción de empleo.

gráfica de paro
Gráfica sobre el número de parados según los datos de la EPA.

Es cierto que, tradicionalmente, el primer trimestre del año es malo en materia laboral, al estar entre las campañas de Navidad y Semana Santa, pero los datos son especialmente alarmantes. Entre enero y marzo se detruyeron puestos de trabajo respecto al mismo periodo del año anterior (79.600), desde diciembre (184.600) y sin componente estacional (15.200). Todo para cerrar el trimestre con 16.950.000 ocupados, la cifra más baja desde finales de 2002.

De esta forma, la ocupación baja de los 17 millones y se sitúa en 16.950.000 ocupados. Un mal dato que se completa con el incremento en dos décimas de la tasa de paro, hasta el 25,9%, y deja en evidencia el discurso económico del Gobierno, que en los últimos meses se ha esforzado por transmitir la idea de que “la recuperación va sobre ruedas”, según palabras de la ministra de Empleo, Fátima Báñez.

La EPA contiene más datos negativos. Sobre todo uno: la reducción de población activa (personas en edad y disposición de trabajar) que cayó en el último año en 424.500 personas.
La reducción de la población activa se debe al efecto de una frustración generalizada, ya que muchos parados no encuentran empleo y bien optan por irse del país o por convertirse en inactivos.

De los 127.000 nuevos inactivos, la mayor parte, más de 100.000, son personas que deciden volver a los estudios ante las nefastas perspectivas laborales existentes. El resto son gente que deja de buscar o que simplemente se ha jubilado en este trimestre.
Todo eso permitió que, pese a que se siga destruyendo ocupación, menguara el paro (344.900). Acabó de esta forma el trimestre, en el cual se cifra en 5.933.300 los parados que hay en España. Pero ni así el Ejecutivo se apea de su discurso: “las cosas van bien”.

Uno de los datos más preocupantes que nos deja esta EPA es el aumento de los hogares con todos sus miembros en paro, algo que se repite cada trimestre. El 21 de marzo había 1.978.900 hogares donde ninguno de sus miembros en edad de trabajar lo hacían 53.100 más que en el último trimestre del año pasado. Si tomamos como referencia los datos de hace un año, hay 121.200 familias más donde ningún miembro trabaja.

Al otro lado de la moneda están los hogares donde todos sus miembros activos trabajan, que en los tres primeros meses del año han bajado en 27.900 hasta situarse en los 8.659.500 hogares. En este aspecto, el primer trimestre del año ha sido especialmente malo ya que hace un año solo había 33.900 más. Otra nefasta noticia es que hay 9.900 parados de larga duración (más de un año en paro).

El líder de UGT, Cándido Méndez, habló de la caída de la población activa, la mayor de la serie, para señalar que la ciudadanía “no se creen los mensajes de recuperación económica del Gobierno”. Su homólogo de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, avisó de que “se están precarizando aún más las condiciones de trabajo” a la vista de que aumenta la temporalidad y el empleo a tiempo parcial. “Esta es la realidad del empleo por más que se pretendan maquillar las cifras”, declaró.

Puedes ampliar la información con este vídeo:

No hay comentarios:

Publicar un comentario