Lo Último

3/15/2014

Los distintos tipos de contrato laboral

contratos laboralesEn 2014 se estrenó una relevante novedad legislativa. El Ministerio de Empleo y Seguridad Social llevó a cabo un reagrupamiento de los tipo de contratos:
se han reducido los 42 modelos a 4.

Esta reorganización tiene como objetivo la simplificación administrativa y, de este modo, se pretende facilitar el cumplimiento de las obligaciones que en materia de contratación se exige a las empresas.

Ahora los contratos están divididos así:

1. Indefinido

La definición básica de contrato indefinido es aquel que se concierta sin establecer límites de tiempo en la prestación de los servicios, en cuanto a la duración del contrato. Podrá celebrarse a jornada completa, parcial o para la prestación de servicios fijos discontinuos. En el contrato indefinido se incluyen 18 versiones como las de personas con discapacidad, apoyo a los emprendedores, joven contratado por una microempresa o empresario autónomo, nuevos proyectos de emprendimiento joven, tiempo parcial con vinculación formativa, para trabajadores en exclusión social, por violencia de género, doméstica o víctima de terrorismo, mayores de 52 años y servicio de hogar.

Un dato importante respecto al contrato indefinido a tiempo parcial es que deberán figurar el número de horas ordinarias de trabajo al día, a la semana, al mes o al año contratadas y su distribución. Y de no especificar estas exigencias, el contrato se presumirá celebrado a jornada completa.

2. Temporal

El contrato temporal, es aquel que tiene por objeto el establecimiento de una relación laboral entre empresario y trabajador por un tiempo determinado. Éste podrá establecerse a jornada completa o parcial.

Una cláusula importante incluida dentro del contrato temporal es que el uso injustificado de este contrato o el incumplimiento de obligaciones convierte la contratación temporal legalmente en indefinida. Ese uso injustificado se refire a aquellos trabajadores que en un periodo de treinta meses hubieran estado contratados durante un plazo superior a veinticuatro meses, con o sin solución de continuidad, para el mismo o diferente puesto de trabajo con la misma empresa o grupo de empresas, mediante dos o más contratos temporales. Es decir, que un trabajador puede exigir o denunciar a su empresa si los contratos temporales se suceden continuamente.

3. Formación y aprendizaje

Este tipo de contrato tiene por objeto la cualificación profesional en un régimen de alternancia de actividad laboral retribuida en una empresa con actividad formativa recibida en el marco del sistema de formación profesional para el empleo o del sistema educativo. Es decir, compagina los estudios reglados con trabajo formativo retribuido y está dirigido a la formación de los más jóvenes de entre 16 y 25 años. La duración máxima del contrato es de tres años y no podrá ser a tiempo parcial.

Cabe destacar que este tipo de contrato podrá celebrarse con jóvenes de hasta 30 años hasta que la tasa de desempleo se sitúe por debajo del 15%.

4. Prácticas

El contrato de trabajo en prácticas tiene por objeto la obtención por el trabajador de la práctica profesional adecuada al nivel de estudios cursados. No se trata únicamente de adquirir experiencia en un trabajo determinado, sino también de que esa experiencia actúe sobre los estudios cursados. Dirigido a jóvenes menores de 30 años, a jornada completa o parcial, para que adquieran experiencia acorde al nivel de estudios cursados.

Puedes obtener más información sobre el tema siguiendo este enlace a la web oficial del SEPE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario